Si bien la industria de la música electrónica es conocida por ser una en la que los aficionados del género se han convertido en liberales debido a la historia que existe entre gobierno y grupos sociales, en donde la libertad de expresión de homosexuales y rechazados ha sido reprimida, y que esta cultura o subcultura ha sido un escape o refugio del pensamiento conservador, también existen aspectos que se consideran negativos.

El consumo de drogas en festivales musicales de cualquier género no es sorpresa para nadie, incluso, mensajes positivos y negativos al respecto se escuchan en muchas canciones, sin embargo ¿hasta qué punto se necesitan para disfrutar de la música y alcanzar la cúspide o el trance?

Existen distintos grupos o características en varios individuos que sirven para catalogar esto: Están quienes nunca en su vida han probado drogas (legales e ilegales), están quienes lo experimentaron una sola vez y por sus propias razones no lo volvieron a intentar, están aquellos que las consumen de manera esporádica, aquellos que lo hacen solo en festivales que les son especiales, y finalmente, están aquellos que las consumen cada viernes y sábado por la noche.

Entonces, ¿hasta qué punto sirven para disfrutar la experiencia y hasta qué punto son irreversiblemente perjudiciales para la salud?

Cada cuerpo, cada mente, cada persona reacciona de manera distinta. Hay personas que pueden utilizarlas durante años sin tener repercusiones letales o daños leves, pero también están quienes pueden sufrir una sobredosis en su primera experiencia. Así como con el alcohol, es indispensable conocer tu propio cuerpo para no rebasar límites que te puedan traer consecuencias irremediables.

Dicho esto, si sientes la curiosidad de consumir alguna droga, llámense depresoras (alcohol, tranquilizantes, hipnóticos), estimulantes (anfetaminas o cocaína) o perturbadoras (LSD, marihuana, éxtasis) la responsabilidad es completamente de uno mismo. Bajo ninguna circunstancia se debe experimentar con drogas sin supervisión alguna. Lo mejor que puedes hacer si consumes, es hacerlo en compañía de alguien de confianza.

Ahora, experimentar con drogas en un festival es completamente distinto. En un recinto lleno de gente, y sobre todo desconocidos, la paranoia pasa a primer plano. Las drogas utilizan tus emociones reales y las sacan a la superficie. Por lo tanto, si te sientes agobiado o estresado, tu experiencia podría ser un infierno. No obstante, si te sientes tranquilo, la experiencia podría llegar a ser placentera. También está la cuestión del tiempo. Algunas personas duran bajo el efecto de las drogas más tiempo que otras, por lo que el placer o sufrimiento varía en cada quien.

La verdad yace en cada individuo. Hay quienes no creen necesitar del consumo de drogas para tener una experiencia plena, así como hay quienes no pueden asistir a un rave sin consumir alguna especie de narcótico. Lo fundamental de todo esto es la responsabilidad que se tenga si se llega a probarlas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s