Ha sido un extraño par de años para el director Rian Johnson. De dirigir una película de Star Wars, a dividir al público, la crítica y a los fanáticos con su entrega, causando un revuelo nunca antes visto en redes sociales que los hacen parecer un campo de guerra entre quienes defienden su trabajo y quienes piden que sea eliminada de la faz de la tierra. Ahora nos trae algo completamente distinto, Knives Out (Entre Navajas y Secretos en Latinoamérica), una cinta de misterio policiaca que cuenta con un elenco de ensueño y expectativas altas tras su paso por distintos festivales. Lleva un tiempo en las salas de cine en México y he tenido la oportunidad de verla un par de veces, así que, ¿qué tal está?

Por medio de un reparto de maravilla y subvirtiendo expectativas, Johnson ha conseguido sorprender, divertir y mantener en suspenso a través de giros y pistas sin perder de vista lo más importante: los personajes, los cuales forman uno de los conjuntos más interesantes del año en el que todos se sienten desarrollados y realistas a pesar de sus lados extravagantes. Una trama interesante y un gran trabajo técnico, complementan a una de las mejores películas del año, algo que merece ser visto dos o tres veces para observar cada detalle que te puedes perder al estar sumamente entrado en su misterio.

La razón principal por la que cualquier miembro de la audiencia decidiría ver esta cinta, es el elenco de lujo que interpreta a la familia Thrombey. Entre tantos miembros de este conjunto, los que dejaron una mayor impresión fueron Christopher Plummer como el patriarca de la familia Harlan, Don Johnson como su imbécil yerno Richard, Toni Collette como la gurú de belleza Joni, Michael Shannon como el hijo menor de Harlan, Walt, y Chris Evans como la oveja negra de la familia, Ransom.

Aún con tantas estrellas en el reparto, quienes realmente se roban la película, son la amable cuidadora Marta y el excéntrico detective Benoit Blanc, interpretados por Ana de Armas y Daniel Craig, respectivamente. La actriz cubano-española es el corazón de la cinta, funcionando como el punto de vista del espectador y conmoviéndonos mientras la vemos lidiar con el complicado mundo que se revela frente a su situación. Por otro lado, el actual agente 007 da una interpretación muy distinta y caricaturesca de un hábil investigador con acento sureño, llevándose el caso con sus suposiciones y pistas de manera entretenida.

Resultado de imagen para knives out
Marta y Benoit Blanc. Cortesía: Lionsgate Films.

A Rian Johnson le gusta agregarle su toque a cualquier género que toca. Lo hizo en Looper, lo hizo en The Last Jedi (para bien o para mal) y lo hace aquí, tomando lo que fácilmente pudo ser un simple misterio y rompiendo un par de reglas para darnos una experiencia más interesante. Además, le agrega algunos temas como la avaricia, el racismo, el privilegio, el prejuicio y la bondad, añadiéndolos a los personajes de forma que se sienten propios a ellos y no se sienten como sermones o anexos innecesarios.

Quedándonos con los personajes, sus diálogos y conflictos hacen de esta película algo muy divertido, incluso cuando no está ocurriendo mucho en pantalla. Tantos detalles están en sus conversaciones que perderse algo de lo que hablen es una mala idea, ya que puede tomar importancia unos momentos después. No sólo es gratificante atrapar las pistas o divertirse con el humor de la cinta, sino que también es un misterio totalmente atrapante en el que te encuentras deseando ayudar de cualquier forma para revelar la verdad.

Si bien todas las alabanzas dichas respecto al guion y a la actuación son importantes, también cabe destacar el gran trabajo técnico de lo que vemos en pantalla, desde la cinematografía de Steven Yedlin, quien consigue unas tomas muy impresionantes e inolvidables durante toda la película, hasta el excelente diseño de producción visto en la mansión Thrombey por parte de David Crank. La edición de Bob Ducsay complementa esta labor volviendo el misterio, el humor y los detalles en algo coherente e ingenioso.

Sólo un par de cosas que podría comentar como decepciones o quejas: Lo primero, es que no todos los miembros del elenco tienen la oportunidad de brillar tanto como los demás, lo que es comprensible considerando la gran cantidad de estrellas que tiene y la importancia que toman durante la historia. Lo segundo, es que les da demasiados giros a algunas partes de la historia, especialmente rumbo a las revelaciones del tercer acto.

Knives Out te hace desear jugar Clue una vez que sales del cine. Atrapándote con su misterio y entreteniéndote con su sátira, incluso se toma el tiempo de ser relevante con la situación actual, todo mientras te muestra a un elenco repleto de estrellas que les dan vida a personajes tanto queridos como despreciables. Ciertamente es una de las mejores películas del año, y con suerte, una de las candidatas a las ceremonias de premios en un año lleno de fuertes contendientes.

⭐⭐⭐⭐1/2 de ⭐⭐⭐⭐⭐

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s