Podrá gustarte o no el cine de Quentin Tarantino, pero no podemos negar el impacto que sus filmes han tenido en las últimas décadas. Desde revolucionarias del cine independiente como Reservoir Dogs y Pulp Fiction hasta homenajes a sus géneros favoritos como Kill Bill o Death Proof, cada película que realiza es esperada apasionadamente por fanáticos y críticos por igual. Su novena cinta (según él) no es la excepción, siendo esta vez su carta de amor al Hollywood de la era dorada: Érase una vez en Hollywood, una de las películas más anticipadas del año. Conociendo el impresionante catálogo del director, ¿Qué tal está?

Es posible que el ritmo lento y aparente pasividad no sea para todos, sin embargo, con un reparto impresionante, música excelente, momentos hilarantes, un sinfín de referencias y una increíble atención al detalle, tanto en lo estético como en la narrativa, al controversial director se le permite ser un tanto autoindulgente con su trabajo, sobre todo si continúa siendo tan interesante como en sus mejores obras.

Antes de empezar con lo bueno, y de eso hay bastante, si debo comentar algunos pequeños detalles que la alejan del alto nivel que sus mejores películas han alcanzado. Al menos en este corte de la cinta (existe la posibilidad de un corte de 4 horas que será lanzado en Netflix) hay algunas escenas que no cumplen un propósito en la trama general de la película (si se le puede llamar así) que, a diferencia de otras que parecen de este estilo (pero no lo son), hacen que se sienta la larga duración.

Las estrellas de la película son, sin lugar a dudas, Leonardo DiCaprio como Rick Dalton, un actor de televisión que empieza a ver que el nuevo Hollywood está avanzando sin él, junto a Brad Pitt como Cliff Booth, su doble de acción/asistente/mejor amigo. Ambos, forman uno de los mejores dúos en el cine del director y su dinámica es el corazón de la cinta, separados, tienen los momentos más interesantes de la cinta, con DiCaprio brillando en su pequeño arco narrativo y Pitt siendo increíblemente genial en una de sus mejores actuaciones de la década.

Resultado de imagen para once upon a time in hollywood

Aunque Margot Robbie no aparezca tanto como los anuncios aparentan, tiene un gran papel interpretando a Sharon Tate. A pesar de que no parezca que importa mucho en la historia, maneja su voz y su actitud a la perfección, con su personaje siendo presentado de tal forma que busca elevar lo que es poco comentado de su persona tras esa trágica noche, lo maravillosa que fue en vida. Para no mencionar a todo el elenco, ya que todos lo hicieron de maravilla, me gustaría destacar a Al Pacino como Marvin Schwarz, Julia Butters como Trudi y Sayuri como Brandy, el perro del personaje de Brad Pitt.

La otra gran estrella es Tarantino con su labor como director y guionista. Quizá los primeros dos actos no parezcan llegar a mucho en un inicio, no obstante, cuando llega a la última parte y todas sus cartas se revelan, la espera se hace totalmente válida, con cada momento que hemos visto antes tomando relevancia, terminando en uno de los finales más satisfactorios de su catálogo entero. Incluso esta espera se ve recompensada con historias interesantes de las vidas de los personajes, mientras presenciamos escenas graciosas y grandes homenajes al cine de antaño que, si no reconoces en un principio, te invitan a investigarlo cuando salgas de la sala de cine.

El increíble detalle que se aplicó a esta película se aprecia a la perfección gracias a la fotografía de Robert Richardson, quien se ve ayudado por el trabajo del equipo de vestuario, el diseño de producción que se encargó de transformar a Los Ángeles en su contraparte de 1969 y la música que caracteriza al cine de Tarantino, complementando para hacer de este cuento de hadas hollywoodense una maravilla a la vista.

Érase una vez en Hollywood requiere de toda tu atención, algo posible yendo una segunda o incluso tercera vez al cine para apreciar todo lo que te ofrece y reconocer lo que la hace tan especial dentro del trabajo de Tarantino. El tiempo dirá si está entre lo mejor que él nos ha traído, pero, por el momento, podemos aprovechar que sigue realizando filmes interesantes con el estilo que lo ha caracterizado desde un inicio, ya que aparentemente sólo le queda una película más. La espera a los Oscar se hace larga, y ya tenemos a una fuerte contendiente.

⭐⭐⭐⭐1/2 de ⭐⭐⭐⭐⭐

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s