La franquicia de Rapidos y Furiosos ha cambiado bastante en la última década, pasando de una sencilla serie de películas de carreras, autos y robos, a secuencias exageradas de acción que desafían las leyes de la física y la lógica, estableciéndose perfectamente en este tono desde la quinta película. Gracias al pleito detrás de cámaras entre Dwayne Johnson y Vin Diesel, estamos ante el primer spin-off de la saga, Hobbs & Shaw, protagonizada por Dwayne Johnson y Jason Statham, los cuales podrían representar al futuro de la franquicia.

Hobbs & Shaw sabe exactamente lo que es. Diálogos y momentos ridículos, estrellas de acción carismáticas, un toque de familia y muchas escenas de acción sin sentido. Si no te gusta la franquicia, no hará nada por ti, y si ya eres fanático, te mantendrá entretenido mientras no te cuestiones la lógica de lo que sucede ni te enfades por la extensa duración.

La única razón por la que existe esta película es para darle su propio vehículo a Johnson y Statham para ser las estrellas de este spin-off y lo logran con creces. Su relación pasivo-agresiva es lo más destacable, sus insultos e intentos constantes de superarse son lo más divertido de la cinta y sus distintos carismas se mezclan perfectamente con las exageradas situaciones en las que se encuentran.

Aparte de ellos, Vanessa Kirby demuestra de nuevo su potencial como una estrella de acción y no se queda atrás frente a la dinámica de los protagonistas. Idris Elba hace lo mejor que puede como el villano invencible que pertenece a este tipo de películas. Además, hay un par de cameos divertidos que podrían presentar grandes cosas para esta saga.

Resultado de imagen para hobbs y shaw

Habiendo dirigido Atomic Blonde y Deadpool 2, David Leitch nos vuelve a demostrar su potencial en este género con sus secuencias de acción, tanto en las persecuciones de vehículos como en las peleas mano a mano similares a las que logró coordinar en John Wick y en Atomic Blonde. A pesar de algunos fallos en los efectos visuales, las escenas de acción nunca son difíciles de ver y aprovechan por completo lo absurdo que puede llegar a ser.

Ahora, esta saga no puede ser tomada en serio, es cine palomero en su máxima expresión, por lo que esperar una trama lógica es innecesario. Aun así, ésta es probablemente la historia más absurda de la saga, las consecuencias nunca se sienten reales y los villanos rara vez se sienten como una verdadera amenaza.

El tema de la familia es algo que une a esta saga, y aunque Hobbs & Shaw intenta meter un poco de esto, aquí no se siente tan relevante como en el resto de las películas de la franquicia, debido al poco establecimiento del tema al inicio de la cinta. Si bien no hay momentos aburridos, su duración puede ser un poco excesiva y unos 15 o 20 minutos menos pudieron hacerla una mejor experiencia.

Hobbs & Shaw acepta por completo lo absurdo de la acción sin sentido para mantenernos entretenidos con secuencias explosivas y el desbordante carisma del dúo protagónico. Para algunos, los niveles de estupidez de la trama y los diálogos podrían ser demasiado, pero esta película es el claro ejemplo en el que desconectarte y disfrutarla como entretenimiento es perfectamente aceptable.

⭐⭐⭐ de ⭐⭐⭐⭐⭐

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s