Las películas basadas en videojuegos tienen una fama cuestionable por así decirlo. Desde Super Marios Bros. en 1993 a Rampage, ninguna ha sido considerada de calidad y todas nos han hecho preguntarnos, ¿por qué siguen intentándolo? Muy pocas veces nos han demostrado que tienen un interés por contar una buena historia. Cuando Detective Pikachu se estrenó, nuestro lado cínico nos hizo pensar que esta no sería la excepción, pero, el casting de Ryan Reynolds como el personaje titular y los primeros avances nos hicieron cuestionar, ¿será esta la mejor película basada en juegos de vídeo?

Sí y no. Detective Pikachu no es una película espectacular, sin embargo, si es una cinta más que decente que te hará pasar un buen rato, con Reynolds cargando la mediocre trama y personajes humanos poco interesantes con su carisma y encanto característico, además de los adorables diseños del resto de los pokémones y un genuino interés por presentar este universo tanto a fanáticos como nuevos espectadores.

La estrella es, por supuesto, Ryan Reynolds como Pikachu. Ayudado por su adorable diseño, Reynolds le da a la mascota Pokémon carisma y personalidad con su voz, aspectos que te mantienen entretenido, incluso cuando suelta diálogos de exposición. Otro pokémon encantador es Psyduck, quien en ocasiones le roba el espectáculo a Pikachu con sus ataques de pánico y situaciones chistosas.

En sí, el principal atractivo del filme es eso, los pokémones. Cada criatura cuenta con un diseño espléndido trasladado con éxito a la pantalla grande a través de efectos visuales de calidad. El trabajo del equipo de CGI es sensacional, desde los monstruos, las ciudades y las grandes escenas de acción, que no se ven del todo realistas, pero en un mundo como este no necesitan serlo. Junto con los efectos, el diseño de producción nos hace creer en este universo futurista a través de la atención al detalle y las infinitas referencias al mundo del anime o del videojuego.

1557722268_566073_1557722378_noticia_normal

Los personajes humanos son un poco más mixtos. Cuando Justice Smith (Ciudades de papel, The Get Down) fue anunciado cómo el protagonista humano, los recuerdos de su irritante actuación en Jurassic World: El reino caído regresaron a la mente de muchos. Para bien o para mal, aquí no es así, yendo por una interpretación más bien seca y con poca personalidad. Kathryn Newton (Tres anuncios por un crimen, No me las toquen) hace un buen trabajo con un papel subdesarrollado de una periodista e interés romántico y hasta Omar Chaparro tiene más carisma en pantalla en los cinco minutos que aparece que el personaje principal.

El guion es su problema principal. Los primeros 15 o 20 minutos sólo establecen pobremente la motivación del protagonista y los diálogos se dedican a soltar información en vez de desarrollar al personaje. Cuando Pikachu aparece, despierta por completo la historia y avanza un poco mejor, pero una serie de giros en la trama se sobrecomplican uno tras otro y te pueden dejar totalmente confundido. El intento de misterio es apreciado, aunque su manejo en la historia deja mucho que desear y al finalizar recordarás muy poco de que trató la película en primer lugar.

En fin, Detective Pikachu es por defecto la mejor película de videojuegos hasta la fecha (y dudo que Sonic le quite este puesto). Gracias a Ryan Reynolds, los admirables diseños de los pokémones y un auténtico afecto a la franquicia hacen que la película sobresalga dentro del montón de basura que las adaptaciones de juegos de vídeo han conformado en los últimos años.

⭐⭐⭐ de ⭐⭐⭐⭐⭐

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s