La memoria gráfica del fotoperiodista fue presentada la tarde de ayer en la FIL.

Asesinatos, desapariciones, corrupción, narcotráfico y búsqueda de justicia son las temáticas que el fotoperiodista de 31 años, Félix Márquez, ha documentado a lo largo de estos diez años en su estado natal, Veracruz.

Márquez comenzó su trayectoria en el mundo de la fotografía a los 19 años, a la par de sus estudios en comunicación en Veracruz. En un inicio sus fotografías retrataban conciertos u otros eventos culturales, pero a la llegada de la ola de violencia en el Estado (que comenzó simultáneamente al arribo de Los Zetas), Félix se convirtió en un fotógrafo de guerra.

“Nos convertimos, mis compañeros y yo, en fotógrafos de guerra sin haber ido a Siria, Libia o Afganistán… estando en nuestra propia ciudad, afuera de nuestra casa o universidad, donde la violencia tocaba la puerta.”

Foto:Félix Márquez

A pesar de que debido al subregistro de homicidios y desapariciones ocurridas en las administraciones de Fidel Herrera y Javier Duarte, el número de estos crímenes no es confiable, según un concentrado estadístico entregado por la Fiscalía General del Estado, durante los seis años de gobierno de Duarte ocurrieron en Veracruz 2,457 homicidios dolosos.

Lee: En 3 años hay 350 desaparecidos en Veracruz; menos del 5% han sido localizadas

La violencia, no ocurrió solo entre organizaciones el crimen organizado. Alcanzó también a la población civil, dentro de la cual, según Félix, “los más vulnerables, los que no tienen empleo o educación, son a los que termina reclutando el narco para hacerlos sicarios”.

Entre las 356 personas desaparecidas de 2014 a 2016 en Veracruz, 41 fueron niñas y mujeres desde los 11 hasta los 30 años.

Foto: Karla Tamay
Félix Márquez en presentación de libro “Testigo de la violencia”

En medio de este contexto, quienes se atreven a dar a conocer la realidad, son también abatidos por la violencia. Un total de veinte periodistas asesinados, cinco desaparecidos y cientos de agresiones a la prensa, son las que se vivieron durante la administración de Duarte.

El mismo trabajo de Félix ha sufrido intentos de censura y amenazas por parte de la administración anterior en Veracruz. Por su seguridad, Félix vivió un año y medio en Santiago de Chile y ha dejado de laborar para medios mexicanos.

A través de 56 fotografías, en su libro “Testigo de la violencia”, Márquez intenta que esta guerra que vivieron los veracruzanos no quede en el olvido. Invita a una reflexión sobre hasta dónde se ha llegado como sociedad, qué se ha permitido y hasta dónde se puede continuar.

Entre sus fotografías está la de Javier Duarte, tirado en el piso entre un montón de basura. Representando, para el fotógrafo, la pieza fundamental que es en la violencia, la corrupción y todos los síntomas que acontece el Veracruz contemporáneo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s